No tengo dudas de que fue el mismo Dios quien escribió nuestra historia de amor.

Tania Torres