El Espiritu Santo es quien ha guiado cada paso y Jesus es nuestra roca. Milena Pedraza